• Tiempo de preparación 60 Minutos
  • Tiempo de cocina 60 Minutos
  • Ración For 3 Comensales
  • Dificultad Fácil

Descripción

¡Bienvenidos Cookitos!

 

Hoy queremos compartir con todos vosotros, una de nuestras pizzas favoritas. Tenemos que reconocer que además de que lo hecho en casa tiene menos aditivos y grasas, nos gusta más una buena pizza casera que la que podamos pedir a domicilio. Y es que esta receta típica italiana se ha acogido en casi todos los hogares españoles, ¿a quién no le gusta una buena pizza? Por eso, hoy queremos enseñaros cómo la hacemos en casa ya que como muchos afirman… ¡El secreto está en la masa!

 

Además de utilizar nuestro robot de cocina Thermomix para realizar esta masa, hemos utilizado nuestro segundo aliado en la cocina: la Olla GM. Con la olla programable podremos fermentar la masa, de manera que en tan sólo media hora veremos que la masa ha duplicado (o triplicado!) su volumen y está lista para continuar nuestra receta. Además, gracias a su función horno y el cabezal podremos hornear nuestra pizza dentro de la Olla. ¡Para nosotros es súper cómodo!

 

Siempre me había preguntado cómo las grandes cadenas de comida rápida y pizzerías lograban esas masas tan esponjosas y a la vez crujientes. Con esta receta os quedará justo así Cookitos. La sémola le da un toque especial a nuestra pizza, y es el truco que utilizan muchos italianos que dar un toque de firmeza y el toque crujiente que la masa necesita.

 

Nosotros os damos una idea de los ingredientes que podéis utilizar para hacer vuestra pizza, pero os animo a dejar volar vuestra imaginación para jugar con los ingredientes que más os gusten. Podéis jugar con diferentes salsas, de tomate, barbacoa o incluso con nata. También podéis incluir verduras a vuestra pizza, o las especias que más os gusten.

 

Os animamos a probar esta receta, incluso para los que no tengáis la Olla, podéis hacerlo de manera tradicional en el horno.

 

¡Hasta la próxima!

Ingredientes

  • Ingredientes para la masa:
  • 375 g agua templada
  • 75 g. aceite oliva
  • 15 g levadura fresca prensada
  • 600 g harina fuerza
  • 75 g harina pre-cocida de maíz
  • 2 cucharaditas de sal
  • Un puñado de sémola de trigo
  • Ingredientes para el relleno (al gusto)
  • Queso mozzarela
  • Tomate frito
  • Orégano
  • Bacon
  • Jamón de York

Pasos a seguir

  1. Incorporamos al vaso el Agua y aceite de oliva, y programamos 2 min. 37º, vel.1.
  2. A continuación añadimos la levadura fresca desmenuzada, y mezclamos 4 seg. vel.4.
  3. Agregamos la harina de fuerza, harina pre-cocida de maíz y sal, y amasamos 4 min. Velocidad Espiga (amasar). Sacamos la masa y amasamos un poco para sacar el aire.
  4. Para ayudar a levar nuestra masa, programamos la Olla GM en modo fermentar durante 40 minutos, previamente engrasada la cubeta con un poco de aceite. Si no tenemos olla, dejamos levar hasta que doble su volumen en un lugar cálido tapado.
  5. Una vez levado, nosotros la dividimos en 3 partes y la estiramos espolvoreando sémola de trigo, que se vaya pegando a la masa. A continuación nos ayudamos de la cubeta para marcar el diámetro de nuestra pizza, la cortamos con un cortador de pasta y la introducimos en la cubeta de la olla.
  6. Rellenamos la pizza a gusto. En nuestro caso hemos usado tomate especial para pizza, queso mozzarella, jamón york, bacon y orégano
  7. Por último, programamos la Olla GM en Menú horno, válvula abierta, 20 minutos, 160º, los últimos 5 minutos gratinamos a la vez con la tapa de hornear a 220 gradios, es opcional, pero así queda aún mucho más crujiente! *Si no tenéis la Olla GM, para hacerla de forma tradicional horneamos a 220 grados, 20minutos.

También te puede interesar

02 hora 20 Comensales 20 Porciones

Pan de leche Masas y panes

01 h 30 mins 4 Comensales 4 Porciones

Paella Almuerzos

04 hora 8 Comensales Porciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.